Tuesday, February 7, 2012

Documental: A Rough History of Disbelief, parte 2

"Alrededor del año 500 DC, la iglesia católica era la religión oficial del imperio romano y dominaría la mentalidad de la gente por unos mil años. La influencia cristiana cerró las escuelas de filosofía griega y romana, hundiendo a la humanidad en el oscurantismo religioso."

Así empieza el segundo episodio de este documental. No puedo ocultar la tristeza que se apodera de mí cuando pienso en ese pausa abrupta que un culto religioso puso al desarrollo natural del pensamiento humano. Un largo proceso que nos había dado las ideas de filósofos como Lucrecio:

Nature does all things spontaneously by herself without the meddling of gods.

Aristóteles:

A tyrant must put on the appearance of uncommon devotion to religion. Subjects are less apprehensive of illegal treatment from a ruler whom they consider god-fearing and pious. On the other hand they do less easily move against him believing that he has the gods on his side.

Cicerón:

On the subject of the nature of the gods, the first question is ‘Do the gods exist or do the not?’ It is difficult you may say to deny that they exist. I would agree if we were arguing the matter in a public assembly, but in a private discussion of this kind, it is perfectly easy to do so.

Séneca:

Religion is regarded by the common people as true, by the wise as false, and by the rulers as useful.

Aristófanes:

Surely you don’t believe in the gods. What is your argument? Where’s your proof?

y por supuesto, Epicuro; a quién cité en el post anterior.

El oscurantismo duró casi un milenio. Durante el renacimiento, la incredulidad empezó a fortalecerse por medio de dos vías. Una fue el hecho de que muchas culturas alrededor del mundo no sabían ni tenían nada que ver con el cristianismo. La otra fue la reaparición de los pensamientos de los griegos y los romanos, quienes sostenían la idea de que la naturaleza del mundo era materialista.

La iglesia mantuvo las ideas de Platón y Aristóteles que le fueron beneficiosas. Pero en Toledo, España; se descubrieron sus obras completas, introducidas de nuevo en la cultura occidental por los árabes, donde no todo lo que ellos dijeron apoyaba el cristianismo.

El renacimiento también marca los primeros logros científicos. Sus primeros representantes: Kepler, Galileo y Newton. Los pensadores ingleses y franceses se aventuraban a formular ideas que chocaban contra las tradiciones y el dogma de la iglesia.

Entre los filósofos más críticos de la religión, sin duda se encuentra David Hume:

God’s power is infinite. Whatever he will is executed but neither man nor other animals is happy. Therefore he does not will their happiness. Epicurus's questions are yet unanswered: Is God both able and willing? Then whence cometh evil?

Ya en aquellos tiempos, el poder de la censura empezaba a debilitarse. Aunque aún era peligroso hablar en contra del status quo de la iglesia católica, la pausa del oscurantismo religioso estaba finalmente empezando a ceder.

Post a Comment