Tuesday, January 17, 2012

Comentarios anónimos de desahogo

Hace unos días escribí el post Encuentros tuiterianos del tipo religioso, relatando mi diálogo con una ferviente y confundida católica.

Ayer recibí un comentario anónimo en ese post que decía así:

Pero por lo visto, para ti fue tan "sin importancia", que le dedicas un blog... Terminar con "he dicho", me muestra tu estupida ridiculez...

Y ya se que te volverás loco buscando quien escribió este comentario. Pero eres suicientemente ignorante, como para encontrarme.

Sin importar quién sea esta persona, el hecho que sea anónimo, lleve una carga emocional y sea así de descortés debe ser la forma en que sus preceptos morales le enseñan a comportarse. Tiene que ser anónimo porque de otra manera no tiene la valentía de dar a conocer sus opiniones. Aunque juzgando por el comentario, parece que esta persona apenas tiene neuronas suficientes para respuestas emocionales.

El hecho que mi post haya irritado a alguien me hace sentir satisfecho.

Post a Comment