Tuesday, April 19, 2011

Confesiones de un ex cristriano

Recurriendo de nuevo a esta libreta de apuntes virtual, este video es una crítica de todas las mayores afirmaciones del cristianismo y cómo son reducidas a la nada al contrastarlas con la ciencia.



Me gusta cuando dice: "Me enojaba cuando decían que los humanos evolucionaban, pero no tenía problema cuando me enseñaron que fuimos creados de barro." Es una idea que suena bien al calor del fervor de la creencia ciega.

Otro buen punto es cuando menciona que suena ridículo que otras religiones tengan varios dioses e interactúen con humanos. Pero en el cristianismo nadie tiene problemas con tener padre, hijo y espíritu santo, tres personas que son una sola. Y que éste último embarazó a una virgen de donde salió el dios hijo. ¿Qué diferencia hay entre eso y los dioses griegos del Olimpo? De nuevo, solo en el calorcito de la fe ciega uno puede favorecer un disparate y no el otro.

La época de semana santa es especial. Es como una dramatización de la edad media en donde la gente se desnuda de la razón para entregarse a esos básicos instintos que buscan la salida fácil a los problemas difíciles, el consuelo falso y las promesas vacías de salvación. La ciudad se convierte en un museo viviente, que muestra las debilidades y los deseos más añorados de una especie de mamíferos que distan media cromosoma del chimpancé. A la luz de esa leve diferencia evolutiva, es natural que la semana santa sea una época especial.

Post a Comment