Tuesday, November 3, 2009

The Theory of Unintended Consequences

Some time ago, it came to me a thought that I called theory of unintended consequences. The theory states that --- occasionally --- one can perform actions whose consequences are something that one wanted to happen. However this something could have not been achieved so successfully had one purposefully planned for it. The question whether one could have achieved the same end if one had planned for it remains unknown, as it is also unknown if there is a way of choosing those same actions in a total willful fashion.

I was foolishly happy with my idea thinking it was original, however I discovered on the wikipedia that I was scooped for at least a century...! Well, not bad for my amateur attempts at philosophy.

Sunday, October 11, 2009

Sobre logros

Supongamos que le llamamos logro a aquellos hechos considerados como la culminación exitosa de nuestro esfuerzo durante cierto intervalo de tiempo. A lo largo de la vida una persona puede acumular muchos logros y ser así considerada una persona exitosa. Es obvio que algunas personas logran más cosas que otras en el transcurso de la vida. Esto depende de muchos factores, no sólo de que tan capaz o inteligente sea la persona sino también del entorno en el que le toca vivir. Sea como sea, podemos cuantificar la cantidad de logro por unidad de tiempo $v$ como

\[ v = \frac{\mbox{cantidad de logro}}{\mbox{tiempo de vida}}. \]

Pero esta cantidad varía a lo largo de la vida, es mejor hablar de la razón de cambio instantánea de logro, definida como

\[ v = \lim_{\Delta t \to 0} \frac{\Delta L}{\Delta t}, \]

donde $L$ es la cantidad de logro y $t$ es el tiempo. De acuerdo con esto, la cantidad de logro de una persona en determinado tiempo $t$ de su vida está dada por

\[ L = \int_0^t v(t^\prime) \; dt^\prime . \]

De aquí se desprende que en promedio una persona exitosa tendrá un $v_e(t)$ mayor que una persona no exitosa $v_n(t)$. Si la cantidad de logro que alguien acumula durante un tiempo $t_e$ es $L_e$, ¿cuánto tiempo necesita la persona menos existosa para alcanzar el mismo nivel $L_e$?. Para averiguarlo tenemos que resolver la siguiente ecuación para $t_n$,

\[ \int_0^{t_n} v_n(t^\prime) \; dt^\prime = L_e , \]
\[ \int_0^{t_n} v_n(t^\prime) \; dt^\prime = \int_0^{t_e} v_e(t^\prime) \; dt^\prime . \]

Asumiendo por simplicidad que $v(t)$ es constante y que $v_e > v_n$ tenemos que,

\[ v_n \int_0^{t_n} \; dt^\prime = v_e \int_0^{t_e} \; dt^\prime , \]
\[ v_n t_n = v_e t_e . \]

Es decir que si $v_e/v_n = 2$, entonces $t_n = 2 t_e$. En conclusión, todos podemos ser tan exitosos como el que más, siempre y cuando vivamos lo suficiente para llegar allí.

Gracias a watchmath por este fabuloso script para utilizar $\LaTeX$ en Blogger.

Monday, October 5, 2009

Grad student recipe

Here comes a bit of what could be a typical situation in the life of a graduate student. It's three in morning and you are hungry. You've been eating granola bars since lunch and you are sick of them. There is no food whatsoever at home, except more granola bars and a two-thirds-full box of rotini pasta. In a situation like this, to following recipe can get you out of trouble and end your starvation.

Ingredient:
About a cup of rotini pasta.

Preparation:
1. Get some water and bring it to boiling point.

2. Cook the rotini pasta for seven minutes. That gives it an
al dente consistency.*

3. Drop the water

4. If available, pour the pasta into a bowl. Otherwise just grab a fork
and eat it from the pot.

Well, that's it. Enjoy the flavor of pasta at its purest! Believe me,
it's actually good, especially if you are hungry.

_____________________

* In fact, this may vary with the altitude you are located at, since water boiling point depends on ambient pressure. So for higher altitudes more cooking time may be needed.

Sunday, September 13, 2009

That's an entrance!

This video is really uplifting. At the moment of writing, the video has more than 24 million views. Leaving aside all protocol and formality, these guys did what some just dream about. Needless to say, I love it. That dancing is a celebration of happiness. It's refreshing and hilarious. I guess what I like most is the breaking of the status quo, i.e. the correct behavior at church. I think any reasonable god wouldn't mind and would also laugh!



Saturday, August 29, 2009

Summer

Here in the north side of America school starts in Summer. By the end of August, usually. Along with that, there is a clear change in the campus panorama. During most of June, July and August; campus is pretty much deserted. Empty classrooms, lonely buildings, clear streets. All the food places close early. There is even no place to get a coffee in the afternoon. That's particularly annoying if ---like me--- you wake up around noon and go to work in second half of the day. Yes, long live academia!

Now the Fall term is starting. Free food in the math department to meet with the new fellows. Free food in the physics department to start up activities. Emails start arriving with the schedules for colloquia, seminars and talks. Welcome parties for the new students. Parents helping their undergrads to move in to the dormitories in the middle of the of the hot and humid day.

Hot humid days. That's summer around here. People surrender to the heat wearing shorts, sandals and t-shirts. They make a feast for the eyes. Sometimes it looks as if the beach is nearby. Formality of attire is gone. Only those that work where the jobs demands it still wear suits. But don't forget a light sweater because air conditioning makes it cold inside the some buildings.

In few days a new horde of students will hit the university campus to begin a new term, eager to learn. Activities and people everywhere. The free buses will ride more frequently and later in the night. The companies will come again for recruiting. Luring students to their talks with free food.

And I finally will be able to get coffee in the afternoon.

Thursday, August 13, 2009

On death

Death is the ultimate experience. You can't tell about it. You can't remember it. You can't learn from it. There is no a posteriori thinking about it. Death is the end. There is no learning from first hand experience. There is even nothing going on when you are dead! So there even is a paradox: how are supposed to experience death if you are already dead? At most you can experience the process of getting dead. The continuously vanishing of your consciousness. I think the closest thing would be the process of falling asleep, without any dream. Consciousness vanishes. Then suddenly, you wake up. And you feel that no time has passed since the moment of closing your eyes and waking up. As if time has no meaning there. There was no mental process or perception to keep track of time. Maybe death is just like that. The difference being that you never wake up again.

There are people that have being clinically death and come back to life and tell their experience. But even that's true, I wouldn't label that state as dead. For what matters here, death is definite. You don't come back from it.

Now, the process of dying itself, must affect whatever you may feel at the moment of its occurrence. I don't think it's the same dying hung from the neck than by lethal injection. Pain, one side, must be a powerful influence in whatever your last thoughts might be. A particularly curious way of dying is decapitation. Does the person is aware of the rest of the body after being beheaded? How nasty... Oh, but what about pleasure? Can somebody die feeling pleasure...?

How funny is whole matter. You don't remember your birth and you can't make much about your death. And that's because the brain wasn't fully developed at birth and it is shut down at the dying moments. Those two things are part of the definition of life, plus growing and reproducing. You may go in life without reproducing. Nevertheless, the other three are unavoidable. Growing is as certain as you are older today than yesterday. So even if you don't do anything in life whatsoever, at least you will achieve three feats.

Death seems to be the natural state. Before we were born, were we death? Perhaps not. But for sure we were not. And if we are in life, we certainly are not again after death.

Life seems to be sustained momentarily by everyone of us. Life has existed for millions of years on earth, but the living ones are always changing. Life turns out to be a something resembling a traveling wave. We contribute to it for a while and pass on the task to others. Like the atoms that make up our own bodies are continuously changing, the beings that make up the living wave are also continuously changing.

Is this a game of repetition of patterns at different levels? If you know the answer, leave it the comments. ;)

Wednesday, May 13, 2009

Vida única

Es curioso que en los últimos días me he percatado un tema que recurre una y otra vez. Esta idea recurrente es la creencia en la vida después de la muerte. Una creencia que viene en distintos sabores y colores. Dependiendo de la religión a la que se pertenezca los detalles son diferentes. Uno de estos sabores de vida eterna dice que si sos bueno te vas al cielo y sos malo te vas al infierno. En el cielo la gente vivirá en un paraíso y serán felices eternamente. En el infierno es todo lo contrario. Allí la gente sufrirá horribles penas y dolor, por toda la eternidad. Dadas estas dos opciones la decisión es obvia: seamos buenos en esta vida para ganarnos el cielo después de morir. Después de todo, ¿quién no quiere ser feliz? y mejor aun, ¡feliz para siempre!

Lo bueno del caso es que no es más que un cuento. Un cuento diseñado en la infancia de la humanidad. En aquellos tiempos en que los humanos aun no tenían un entendimiento suficiente de la naturaleza en la que vivían, eventos como la muerte eran profundos misterios que no tenían otra explicación más que la voluntad de dioses caprichosos. La ocasión de la muerte sigue siendo el catalizador de preguntas como: ¿cuál es nuestro propósito?, ¿cuál es el significado de la vida?, ¿habrá algún plan cósmico en el cuál yo juego un pequeño pero importante papel? Es innegable que los humanos necesitamos consuelo a lo largo de nuestras vidas. Y no es muy difícil ver la manera en que creencias tales como la vida después de la muerte es una de esas cobijas de consuelo. Algo a lo que nos aferramos sin razón porque nos hace sentir mejor.

La creencia en la vida después de la muerte aparece por todas partes. Hace unos días vi la película "Gladiador" protagonizada por Russel Crowe. Allí redescubrí este tema recurrente. En la cinta, nuestro protagonista ---Maximus--- pierde a su familia a manos de su enemigo. Pierde su rango y su poder. No es más que un esclavo. Un diálogo conmovedor es el que sucede entre Maximus y Juba:

Juba: ¿Pueden escucharte?
Maximus: ¿Quién?
Juba: Tu familia. En la otra vida.
Maximus: Oh sí.
Juba: ¿Qué les dices?
Maximus: A mi hijo, le digo que lo veré pronto. Que mantenga los talones bajos mientras cabalga. A mi esposa... eso no te incumbe.

Así como esta escena existen hoy día, muchas personas que creen que sus familiares fallecidos los ven sonrientes desde el cielo. ¿Se imaginan cómo se sentiría el pobre Maximus si le dijeran que no hay evidencia alguna de que el ego y toda individualidad personal no sobreviven la muerte y degradación del cuerpo? Seguro que se habría suicidado. A muchas personas se les estaría quitando lo que talvez sería una razón para vivir. Lo que les hace levantarse en la mañana día a día. En otras palabras les estaríamos quitando su sábana de confort, los brazos de la madre protectora.

La humanidad avanza, crece y madura como especie. Así como los niños dejan de creer en Santa Claus, la cigüeña que trae los bebés y los amigos imaginarios; de la misma forma la humanidad empieza a darse cuenta que una idea como la vida después de la muerte es un cuento de la infancia. ¿Cómo ha sucedió? Ha sido la acumulación de conocimiento sobre el mundo que nos rodea, organizado y sistematizado en un conjunto coherente que hoy llamamos ciencia. La ciencia se soporta en evidencia y toda la evidencia apunta a que toda vida y conciencia termina en el momento de la muerte cerebral. No hay cielo ni infierno. Todo lo que tenemos es esta vida. Y esa es una afirmación más poderosa que cualquier promesa divina. Hay quienes la descartan basados en su fe. Cada quién es libre de creer en lo que se le dé la gana. Pero el hecho de creer en algo, no hace que ese algo sea cierto.

Ser buenos en la vida para no ir al infierno podría ser una buena razón para llevar una vida correcta. Si aceptamos que no hay cielo ni infierno, ¿dónde queda nuestra razón para ser buenos? El conjunto de creyentes se dividiría en dos bandos: el primero, los que seguirían siendo buenos y ven que no hay razón alguna de perjudicar a sus semejantes; y el segundo, los que se sentirían liberados de toda obligación moral y no pensarían dos veces antes de hacer algo que perjudique a las personas que les rodean.

En lugar de aferrarnos a la idea de que un ser supremo tiene un plan diseñado para nuestras vidas, de que todos tenemos un propósito definido para nuestra existencia, de que venimos a este mundo a sufrir y que nos espera nuestra recompensa después de muerte; ¿que tal si en lugar de vivir con esas creencias, adoptamos la realidad basada en hechos y en evidencia que hemos acumulado? Yo pienso que viviríamos en un mundo mejor. En lugar de aguantar el sufrimiento creyendo que en la otra vida vamos a ser felices, trataríamos a de ser felices aquí y ahora, puesto que esta vida es la única vida que tenemos. Al darnos cuenta que nadie a trazado un plan para nuestra vida y que nuestras acciones no son guiadas por los designios de los cielos, es entonces que somos libres de construir nuestra vida con total libertad y responsabilidad. ¿No sería esto abrir la puerta a la inmoralidad para que las personas hagan el mal? La decisión es de cada quién, ¿te produce satisfacción o felicidad el hacer el mal? Si tu respuesta es afirmativa, creyente o no, sos una mala persona y por las leyes de la sociedad --- que no toleraría el comportamiento criminal --- terminarías en la cárcel. ¿Acaso no es razón suficiente hacer el bien por el simple hecho de poner una sonrisa en el rostro ajeno? Todo mundo coincide en que la verdadera felicidad consiste en hacer felices a aquellos que nos rodean. ¿Es necesario tener la promesa del paraíso para que seamos buenas personas unos con otros?, ¿No suena eso a la advertencia que se le da al niño malcriado: "portate bien o no te compro el nintendo"?

La visión de la realidad que nos ofrece la ciencia en la actualidad sobrepasa toda doctrina religiosa. En la antigüedad pensábamos que la tierra era el centro del universo y que Dios nos creó a su imagen y semejanza. Ninguna persona que se precie de razonable podría tomar esas historias en serio. Toda la evidencia está en su contra.

Al final esto tiene repercusiones en nuestra vida diaria. ¿En qué medida el conformismo y la resignación se derivan de la promesa de una vida mejor después de morir? ¿En qué medida la promesa de una vida eterna en el paraíso impulsa a los creyentes a ser buenas personas? ¿Cuántos serán los buenos que son buenos porque viven con el miedo de ir al infierno? ¿Cuánta gente se queda sentada esperando que Dios venga a arreglar sus problemas?


La vida es aquí y ahora. Si queremos hacer algo útil con ella, esta es nuestra única oportunidad. Si no hacemos justicia, no la habrá después. Las miles de personas que han vivido y muerto en esclavitud no están disfrutando del paraíso. Los que se han muerto de hambre no están degustando del banquete celestial. Los que han muerto engañados no descubrirán jamás la verdad. El violador de menores que quedó libre por falta de pruebas no va a sufrir su castigo en el infierno. Todo opresor que no entregue cuentas a la justicia se habrá salido con la suya, jamás sufrirá condenación eterna. La única oportunidad de hacer algo por un mundo mejor es la vida que tenemos ahora.

Para concluir en una nota positiva, cito al buen Albert Einstein, que tiene un pensamiento para casi cualquier situación de la vida diaria :-)

Extraña es nuestra situación aquí en la tierra. Cada uno de nosotros viene a una corta visita, sin saber por qué, aunque a veces pareciera que vislumbramos un propósito. Desde el punto de vista de nuestra vida diaria, sin embargo, hay algo que sí sabemos: que los humanos estamos aquí por el bien de otros humanos --- por sobre todo por aquellos sobre cuyas sonrisas y bienestar descansa nuestra propia felicidad.

Albert Einstein

Friday, May 1, 2009

"The God Delusion" by Richard Dawkins



The God Delusion is a truly remarkable, inspirational and eye-opening book. Of course, that's my personal opinion, the opinion of a physicist. I'm not going to review this book. That has already been done hundreds of times all over the internet. What I am going to do is to post a few excerpts from the book. Some are quotations from Dawkins and some others are quotations from other people.



... Ambrose Bierce's witty definition of the verb 'to pray': 'to ask that the laws of the universe be annulled in behalf of a single petitioner confessedly unworthy'.

* * *


... It has not escaped the notice of logicians that omniscience and omnipotence are mutually incompatible. If God is omniscient, he must already know how he is going to intervene to change the course of history using his omnipotence. But that means he can't change his mind about his intervention, which means he is not omnipotent.

* * *


Martin Luther was well aware that reason was religion's arch-enemy, an he frequently warned of its dangers: 'Reason is the greatest enemy that faith has; it never comes to the aid of spiritual things, but more frequently than not struggles against the divine Word, treating with contempt all that emanates from God.'* Again: 'Whoever wants to be a Christian should tear the eyes out of reason.' And again: 'Reason should be destroyed in all Christians.' Luther would have had no difficulty in intelligently designing unintelligent aspects of a religion to help it survive.

* * *

Quote from Albert Einstein at the beginning of Chapter 6: 'The roots of morality: why are we good?'



Strange is our situation here on Earth. Each of us comes for a short visit, not knowing why, yet sometimes seeming to divine a purpose. From the standpoint of daily life, however, there is one thing we do know: that man is here for the sake of other men --- above all for those upon whose smiles and well-being our own happiness depends.

* * *


As the Nobel Prize-winning American physicist Steven Weinberg said, 'Religion is an insult to human dignity. With or without it, you'd have good people doing good things and evil people doing evil things. But for good people to do evil things, it takes religion.' Blaise Pascal (the one of the wager) said something similar: 'Men never do evil so completely and cheerfully as when they do it from religious conviction.'

* * *


He [Hitler] may have agreed with Napoleon, who said, 'Religion is excellent stuff for keeping common people quiet', and with Seneca the Younger: 'Religion is regarded by the common people as true, by the wise as false, and by the rulers as useful'.

* * *


Voltaire got it right long ago: 'Those who can make you believe absurdities can make you commit atrocities.' So did Bertrand Russell: 'Many people would sooner die than think. In fact they do.'

* * *


More generally (and this applies to Christianity no less than to Islam), what is really pernicious is the practice of teaching children that faith itself is a virtue. Faith is an evil precisely because it requires no justification and brooks no argument.

* * *


Just as feminist wince when they hear 'he' rather than 'he or she', or 'man' rather than 'human', I want everybody to flinch whenever we hear a phrase such as 'Catholic child' or 'Muslim child'. Speak of a 'child of Catholic parents' if you like; but if you hear anybody speak of a 'Catholic child', stop them and politely point out that children are too young to know where they stand on such issues, just as they are too young to know where they stand on economics or politics.

* * *

I chose these quotes because I like them. They are not a fair summary of all the ideas presented in the book. However, they hit the nail so gracefully that is hard to read them just once!


___________


* http://jmm.aaa.net.au/articles/14223.htm

Sunday, April 19, 2009

Happiness: as easy as one, two, three

According to the greek philosopher Epicurus, happiness can be achieved by three simple things

1. Friends
2. Freedom
3. Analyzed life

How could it be easier than that?

In this video, emphasis is made upon the roll of advertisement which encourages us to buy whatever crap we don't need, and how people wrongly think that shopping for goods will make them happy.



Monday, March 23, 2009

Evolution and Susie Smartypants

This is a sample of the german coolness. ;-) In german her name means 'nine times smarter'.

Go Susie!

Thursday, March 5, 2009

Una ilusión del alma

Spectus y Ferox han aprendido español.

Ferox: Esto de la clonación es un tema interesante. ¿Creés que se pueda llegar a clonar un ser humano?

Spectus: No veo por qué no. La oposición principal viene mas bien de cuestiones de ética. Hay gente que no duerme pensado que clonar un ser vivo es meterse con las cosas de Dios.

Ferox: Bueno, pero es que en realidad te estás metiendo con cosas de Dios. Él es el único con poder para dar y quitar vida.

Spectus: No es cierto. Un asesino quita la vida y un grupo de biólogos clonadores dan vida. En ese sentido ellos también tienen el mismo poder.

Ferox: Pero es diferente. Lo que yo digo es que sólo Dios tiene el derecho sobre la vida.

Spectus: Seguramente es uno de los pocos derechos que le quedan. En la antigüedad, Dios regía el movimiento de los planetas. Hoy, Dios nada tiene que ver en eso. Antes Dios traía las sequías como castigo, hoy se sabe cómo funciona el clima. Y así podríamos seguir mencionando ejemplos. A Dios le quedan cada vez menos lugares donde esconderse. Gracias a Darwin, sabemos también que Dios nada tuvo que ver con la creación de las especies animales. Y la clonación prueba que la existencia un ser vivo no tiene nada que ver con Dios.

Ferox: Yo no estoy de acuerdo con eso. Pero aun cuando la clonación sea posible hay algo que el hombre jamás podrá hacer.

Spectus: ¿Qué cosa?

Ferox: Darle un alma al ser que es clonado.

Spectus le da una de esas miradas a Ferox, como tratando de comprender el por qué de sus creencias.

Spectus: O sea que vos estás diciendo que si una persona es clonada, ¿esa persona no tiene alma?

Ferox: Exacto.

Spectus: Esteeee... te tengo malas noticias.

Ferox: ¿Qué?

Spectus: El alma no existe. Alma, espíritu o como querás llamarle.

Ferox: No, no, no. Allí si ya te pasaste.

Spectus: ¿Me vas a decir que vos creés en el cuento de que cuando te morís tu alma inmortal se va al cielo o al infierno, dependiendo de cómo te portaste en la vida?

Ferox: Por supuesto que si. El alma habita en tu cuerpo, es la esencia de tu ser. Tu cuerpo sin alma es un cuerpo vacío.

Spectus: La esencia de cada persona no es el alma, es la actividad de las neuronas en el cerebro. Esas ideas del alma se inventaron cuando la gente no tenía idea de como funcionaba el cuerpo humano. Es más, tan infantil es la idea de la existencia del alma que diferentes religiones tienen diferentes creencias. Incluso dentro del cristianismo, diferentes sabores de iglesias creen en diferentes cosas. Cada quién se inventa su propia iglesia y creencias. Así es que ¿con qué criterio juzgás una doctrina o la otra? ¿O es que simplemente vos estás en la correcta y los demás están equivocados?

Ferox: Bueno, a mi desde pequeño me enseñaron que todas las personas tienen un alma.

Spectus: Ajá... Pero no te preocupaste por saber si no te estaban vendiendo mentiras. El alma, como tantas otras cosas de la religión, no tiene existencia material. No se ve, se oye, no se huele, no nada. ¿Qué diferencia hay si en lugar de decir que tenemos un alma decimos que tenemos un loro invisible en el hombro? Un loro que no se ve, no huele, no se siente; y cuando morimos el loro se va al cielo.

Ferox: Eso es ridículo.

Spectus: Lo mismo se puede decir del alma. El problema de estos conceptos relacionados con Dios, es que la gente que los inventó en el pasado no contaba con que la humanidad iba a progresar a tal punto que esas invenciones iban a ser obsoletas.

Ferox: No es cierto. El alma existe. Yo creo en su existencia, yo tengo un alama y existe.

Spectus: Dejame preguntarte algo. ¿Si nadie nunca te hubiera dicho que tenés un alma, habrías notado en algún momento su existencia?

Ferox: Mmmmmm... No sé.

Spectus: Los humanos somos criaturas hechas de materia y por lo mismo estamos regidos por las interacciones de la materia. No importa que tan complicado o elaborado nos parezca el comportamiento de una persona, al final de cuentas todo se origina en el intercambio de impulsos nerviosos en las neuronas del cerebro. No hay nada misterioso ni divino en eso. Es pura química, es pura física, es pura biología. Dios no tiene nada que ver.

Ferox: Pero yo tengo fe y eso es lo que cuenta.

Spectus: Como querás. Pero como persona con uso de razón, deberías darte cuenta que esa fe no es más que una venda que no te deja ver las cosas como son.

Ferox: Nuestro entendimiento es limitado y no podés pretender comprender el plan Dios.

Spectus: Mi entendimiento es ciertamente limitado, pero como ya te dije una vez, es más honesto vivir de acuerdo a mi entendimiento y mis limitaciones que aferrarme a la promesa de Alguien cuya existencia se va desvaneciendo cada vez más a medida que la limitación de mi entendimiento se hace cada vez menor.

Saturday, February 28, 2009

El argumento ontológico

Hace unos días me topé con el llamado argumento ontológico. El argumento, formulado por San Anselmo de Canterbury. Dicho argumento trata --- nada más y nada menos --- de probar la existencia de Dios. Sólo como referencia, pongo aquí un link al mismo, mas no fue allí donde lo encontré. En forma compacta el argumento va así:



Imagina el ser más perfecto que pueda existir. Ese ser existe en tu entendimiento. Sin embargo, un ser que no existe en el mundo real no es realmente perfecto. Por lo tanto, debe existir en el mundo real para que lo sea. Lo que significa que Dios existe.


La falsedad del argumento es evidente y no prueba absolutamente nada. ¿Desde cuándo existir en el mundo real es "mejor" que existir en el pensamiento? Y ése es precisamente el error del razonamiento.


El argumento en sí no tiene nada de especial como para que me ponga a escribir sobre él. Lo que encontré profundamente revelador, fue que al momento de estar leyendo ese argumento falaz, la memoria me transportó quince años atrás: Quinto bachillerato, el curso de filosofía. Recuerdo perfectamente estar leyendo esta "prueba" de la existencia de Dios. Leo y releo el argumento tratando de entenderlo. En aquellos inocentes tiempos no habría puesto en duda la veracidad del mismo. Lo que realmente trataba de hacer era convencerme a mí mismo de que lo que leía era verdad, aunque ciertamente no le encontraba mucho sentido. Después de tanto pensar, en un momento me dije: "es cierto, existir en el mundo real tiene que ser mejor que existir sólo en la imaginación" y concluí que el parrafito era verdadero.


Al regreso de mi viaje por el tiempo, me asombro que hace quince años hubiera creído en una mentira de ese tamaño. Es cierto que no me convenció al principio y que en esos tiempos la duda era una opción inexistente. ¡Ahhhh, esos tiempos!. Los tiempos del adoctrinamiento. ¿Pero qué se puede esperar de un patojo que se ha educado en un colegio católico? No es para menos.


Pero mal que bien, ahora me alegro de todo esto. ¡Por lo menos puedo detectar falacias más rápidamente! Pero mucho más me alegro de haberme liberado del dogmatismo que no hace más que limitar la búsqueda abierta y sincera, sin prejuicios y sin miedos.


Llegará el día en el que los dioses del Olimpo le tendrán que dar posada a un dios más.