Thursday, September 6, 2007

"Disculpe, no está permitido..."

Eso es lo que a uno le dicen ahora en algunos lugares públicos al tratar de tomar una foto. Dos veces me ha pasado que me dispongo a tomar una foto y llega un policía a decirme que no está permitido. La primera vez incluso me dijo: "si tiene permiso entonces sí se puede". Y pregunto yo, ¿permiso de quién?, ¿a quién hay que pedirle permiso para tomarle una foto al puente Belice desde la pasarela de Hyper Paiz? La misma situación fue en un centro comercial. Pero esa vez le pregunte al tipo encargado de a seguridad por qué no era permitido. Su respuesta fue que muchas veces han visto que cuando alguien toma fotos luego sucede un asalto en ese lugar. Desde ese punto de vista es entendible la prohibición. Lo que es absolutamente intolerable es el nivel de paranoia generalizada en el que se vive, debido al alto grado de violencia y delincuencia. Para mí es muy triste que hayamos llegado a esta situación.